«Nos estamos convirtiendo en un ejemplo mundial de política de retorno del talento»

Ivan Jimenez, director de Bizkaia Talent, entidad impulsada por el Departamento de Desarrollo Económico y Territorial de la Diputación Foral de Bizkaia
Ivan Jimenez reco

Bizkaia Talent atiende anualmente a cerca de 200 profesionales de alta cualificación que llegan a las empresas vizcaínas atraídos por una oportunidad laboral y por la calidad de vida en Euskadi. Algunos de ellos, son vizcaínos que vuelven a casa después de trabajar y ganar experiencia en otros países.

Un talento que nos hace falta atraer y retener porque las jubilaciones que se producirán en la próxima década, nos harán perder más mano de obra de la que ganaremos.

¿Qué necesidades de talento tiene Bizkaia a corto y medio plazo?

En general, son las mismas que en Euskadi, que es el entorno que nosotros trabajamos en la mayoría de nuestros servicios. Estaríamos hablando de una necesidad importante de importación y reimportación de talento en áreas como la ingeniería, personas con formación sanitaria y dentro de poco en enseñanza también. Las jubilaciones que se van a producir en los sistemas de sanidad y educación vasco se van a notar mucho.

¿Qué tipo de profesionales, de qué áreas de conocimiento se requiere para que las empresas mantengan su competitividad? ¿Cuántos?

Todo lo que tiene que ver con ciencias, matemática y tecnología, las llamadas STEM, van a ser clave en los próximos años a nivel mundial. En Euskadi tenemos el mayor porcentaje de graduados en estas áreas como País, pero la demografía juega en nuestra contra, son muchos años con una natalidad muy baja, lo mismo que ha ocurrido prácticamente en todos los países centroeuropeos 20 años antes.

¿Es necesario atraer talento de otros países?

Hay que tener en cuenta que, en diez años tendremos 100.000 personas más en edad de jubilación que actualmente y 200.000 menos en edad de trabajar, incluso siendo líderes a nivel de País en profesionales con educación terciaria en Euskadi y una de las 10 primeras regiones de 271 en toda Europa. Por esto, no vamos a poder producir el suficiente número de personas de alta cualificación para responder a las necesidades del mercado.

¿Cuál es nuestro principal déficit?

El principal déficit curiosamente es en aquello en lo que somos líderes, personas con estudios en ingeniería, sobre todo la industrial, telecomunicaciones, pero también en informática, y aquí tenemos que competir con los grandes centros empresariales de Europa y del mundo, como Londres, Múnich, Paris etc. Es una competición mundial por la escasez de profesionales a medio plazo, que en algunos países como Alemania, Dinamarca o Reino Unido está ahora mismo siendo un grandísimo problema.

Por una parte, hay unas discusiones internas en esos países por la emigración en general, pero por otra parte están promoviendo políticas para atraer a las personas de alta cualificación.

 

¿Cuántas personas han llegado y qué les ha atraído de Bizkaia y su entorno empresarial?

Nosotros atendemos al año a cerca de 200 profesionales de alta cualificación que son contratados por nuestras organizaciones y empresas. Una cifra que va en aumento. Para que vengan, se tiene que dar una oportunidad laboral, ese es el primer paso, y después hay elementos fundamentales para que decidan dar el paso y, sobre todo, para que se queden el tiempo que tenían planeado, que muchas veces es para siempre. Ahí nos encontramos con ciertos elementos en los que tenemos una ventaja competitiva importantísima: la seguridad o baja criminalidad, el sistema sanitario, y el sistema de educación.

A nosotros nos parece lo más normal del mundo, pero prácticamente ningún lugar del mundo tiene una combinación de estos elementos tan fuerte como en Euskadi, y esto lo reconoce la OCDE en su Regional Well-Being Index o índice de bienestar regional. De hecho, el Cities Global Talent Competitiveness Index, presentado por primera vez en la ciudad suiza de Davos en enero, situaba a la ciudad de Bilbao como la segunda ciudad con mayor potencialidad para retener el talento, sólo por detrás de Viena, y estos elementos que hemos comentado tienen un gran peso en ese pilar del índice.

¿Cuántas de ellas eran vizcaínas que se habían marchado en búsqueda de empleo a otros países?

Nosotros tenemos una relación con los vascos de alta cualificación que viven por todo el mundo a través de los diferentes encuentros que realizamos dentro de los diferentes servicios de la Be Basque Talent Network, una red, a día de hoy, con más de 9.000 profesionales en 91 países.

Nos reunimos con muchos de ellos en encuentros por todo el mundo, especialmente en Europa, este año hemos estado ya en Boston, Zúrich y Dublín, y antes de finalizar el año tenemos planificados encuentros en Londres, Dusseldorf y uno muy especial en Múnich, donde acudiremos con una veintena de empresas de los sectores de automoción y máquina herramienta entre otros. Es decir, vamos a estar con unos 250 profesionales vascos en estas áreas.

¿Cuál es el objetivo de esos contactos?

Nuestra labor es proveerles de información sobre las tendencias y oportunidades en el corto y medio plazo, y también ponerles en contacto con las organizaciones que son quienes les ofrecen el trabajo, ya sea a través de las entrevistas que organizamos o posteriormente a través de nuestra plataforma online. Como dato, el año pasado en junio estuvimos en Hamburgo con cerca de 45 profesionales, principalmente del sector aeronáutico y energía junto con 8 organizaciones vascas. Al menos cinco de esas personas ya han vuelto como consecuencia de los contactos realizados, y eso sólo pasado un año, y no todos nos comunican su vuelta, con lo que estamos convencidos de que el número es significativamente mayor.

El Brexit ¿es una oportunidad para este territorio? ¿Han notado más interés por venir aquí?

En el último encuentro que tuvimos en Londres, el septiembre pasado, con cerca de 45 profesionales, notamos más que nunca el interés por volver, y más pronto que tarde, de una gran proporción de los profesionales que nos acompañaron, algunos de ellos viviendo ya más de 15 años en Londres. A nosotros, como País, nos interesa que nuestros profesionales tengan una experiencia profesional internacional. Londres es uno de los nodos de referencia mundial a solo dos horas de Bilbao. Por lo tanto, lo que esperamos es que se acelere la vuelta de esos profesionales, pero lo que no nos gustaría, es que se frenase la rotación de profesionales que decidan que Londres puede ser uno de los lugares para desarrollar su carrera profesional durante unos años. Eso no sería bueno para nosotros, las organizaciones necesitan profesionales que conozcan esos mercados. En este sentido la negociación del Brexit y su política de personas, será una cuestión clave.

¿Con quién compite Bizkaia por la atracción y retención de profesionales? ¿Qué países son competencia directa?

La competición, más que por países, es por áreas metropolitanas. En este sentido, somos el área metropolitana de Bilbao, y la competencia son aquellas metrópolis que tienen unos sectores importantes similares al nuestro: automoción, aeronáutica, energía, manufactura avanzada… Es decir, áreas como Stuttgart, Múnich, Hamburgo, Londres, parte de Escocia, zonas de la República Checa, Turín. Pero también otros sectores en los que queremos despuntar con el tiempo, con las TICs o Biociencias, en ese sentido, lugares como Dublín, Amsterdam, Zurich, Berlín o Copenhague. Estos son los nombres más importantes, pero hay otros que no nos suena tanto como Eindhoven o Rotterdam, las ciudades del mismo País, están compitiendo entre ellas igualmente.

¿Cuáles son los objetivos de Bizkaia Talent a medio plazo?

Por una parte, sería la generación de marca de país internacionalmente a través de la Be Basque Talent Network, con la que nos estamos convirtiendo en un ejemplo mundial de política de retorno del talento. El año pasado el Global Talent Competitiveness Index, índice de referencia mundial en materia de competitividad por el talento, nos dedicó un capítulo entero como ejemplo de organización y país en política de gestión del talento. Todo ellos con una visión abierta de miras respecto a lo que tiene que ser una red inclusiva, donde el concepto Be Basque es más importante que Basque. La atracción y reatracción del talento a través de una combinación de contacto personal y online es fundamental, teniendo en cuenta que tiene que haber un interés y beneficio potencial mutuo, tanto de los profesionales, como de las organizaciones, como del País.

El trabajo de integración social de las personas que han venido a vivir entre nosotros es también fundamental, si no hay integración social, el binomio proyecto personal/profesional se rompe, y estas personas acaban marchándose, y en este sentido la integración del conjunto familiar es básico, algo que estamos consiguiendo a través del Be Basque Dual Career Centre, primer centro de integración laboral de cónyuges del Estado y único en cuanto en su modelo en Europa. La red alemana de Dual Career Centre nos invitó el año pasado a su reunión anual como modelo a seguir junto con el de Copenhague.

Por otro lado, trabajar con el talento local a través de nuestro servicio Talentia, en el que estamos en contacto con los estudiantes universitarios con mejor potencial. Tratamos de ayudarles a potenciar su talento y sacar el mejor partido posible de sus competencias transversales, y ponerles en contacto con las organizaciones vascas. Por los diferentes programas del servicio Talentia han pasado ya más de 1.000 estudiantes universitarios, ahora ya profesionales.

 

Secciones
#OrainBizkaia#OrainEkonomiaEmpresa

Relacionado con