Los bilbaínos usan más el transporte público y menos el coche que la media

Los bilbaínos usan más el transporte público y menos el coche que el conjunto de los españoles para ir al trabajo, una tendencia que se busca potenciar concienciando al...
Tranvia

Los bilbaínos usan más el transporte público y menos el coche que el conjunto de los españoles para ir al trabajo, una tendencia que se busca potenciar concienciando al ciudadano de sus ventajas, ya que aparcar el coche tiene que ser “una decisión individual de cada uno”, ha comentado hoy el director general del Club Español de la Energía (Enerclub), Arcadio Gutiérrez.

Enerclub ha presentado hoy en la torre Iberdrola de Bilbao el libro “Energía y Ciudades”, que analiza 109 ciudades de toda España con más de cincuenta mil habitantes, y que incluye datos del consumo de la capital vizcaína.

En las ciudades españolas donde más energía se consume es en los sectores del transporte y residencial, que juntos representan el 59 % del consumo energético final; en las viviendas, casi todo el consumo se concentra en la calefacción, los electrodomésticos y el agua caliente.

En el primer caso, en Bilbao el porcentaje de ciudadanos que usa el transporte público para ir al trabajo -un 30 por ciento- es bastante mayor que la media de las 109 ciudades estudiadas, que se queda en el 17 por ciento. Correlativamente, un 42 por ciento de los bilbaínos van en coche al trabajo, frente a un 55 por ciento del conjunto del estudio. El resto usan otros medios -a pie, en ciclomotor,- que arrojan datos parecidos: un 28 por ciento en Bilbao y un 26 en el global.

El tiempo medio de recorrido hasta el trabajo, 22 minutos en la capital vizcaína, es igual que la media del estudio.

Gutiérrez ha elogiado la apuesta bilbaína por incorporar autobuses eléctricos, algo que “cuesta, no solo dinero, sino que es difícil tecnológicamente”.

No se ha pronunciado, por el desconocimiento del caso concreto, sobre los planes de limitar la velocidad a 30 kilómetros por hora, aunque ha recordado que “es algo que se discute en muchos puntos de Europa, ligado a la calidad del aire y a que el centro de las ciudades, con el turismo, está lleno de gente por todos los lados. Es un tema que está abierto, y depende también de a cuántos kilómetros de calles afecte”.

Precisamente durante la jornada de hoy el teniente de alcalde Alfonso Gil ha explicado los planes que ya adelantó ayer sobre la limitación de velocidad.

El director general de Enerclub ha agregado que las ciudades “están haciendo un cambio hacia el transporte público; un coche pesa mil kilos y para transportar una persona sola que pesa setenta, tienes que mover mil setenta kilos. La utilización del coche de manera individual en nuestra cabeza va ligada a otras cosas, sobre todo para los que somos mayores, a una sensación de libertad, pero la apuesta es el transporte público”.

Y es que, si continúan las tendencias actuales, para el 2050 las emisiones urbanas de CO2 aumentarían un 70 por ciento. Por eso, el objetivo del libro de Enerclub es dar información al ciudadano para que pueda tomar sus propias decisiones y adoptar las mejores prácticas en su día a día, para alcanzar un modelo energético más sostenible.

Respecto al consumo residencial, Bilbao tiene más consumo térmico -8,5 megawatios por hogar frente a 7,4 del conjunto-, pero es normal porque el clima de las ciudades del norte es más frío; en cambio, en consumo eléctrico Bilbao está por debajo de la media, 2,2 megas frente a 3,2, probablemente porque se utiliza mucho gas natural en la calefacción y la industria.

En este caso, Gutiérrez defiende la renovación de los edificios: en España, aunque construyamos 150.000 viviendas al año, hay 25 millones, así que el parque se renueva poco. En Bilbao ya hay un plan de ayudas a la rehabilitación de edificios residenciales.

Secciones
#OrainBilbao#OrainInfraestructuras#OrainSociedadBizkaia

Relacionado con