Juzgan al hombre acusado de matar a su exmujer y simular su atropello en Bilbao

La sección primera de la Audiencia de Bizkaia acogerá desde el próximo día 6 el juicio con jurado contra un hombre acusado de matar a su exmujer y simular...
Foto: EITB
Foto: EITB

La sección primera de la Audiencia de Bizkaia acogerá desde el próximo día 6 el juicio con jurado contra un hombre acusado de matar a su exmujer y simular un atropello en agosto de 2015 en Bilbao.

El acusado, que declarará ante el tribunal el lunes 9 de abril, se enfrenta a una petición de pena por parte de la Fiscalía de 23 años de cárcel por un delito de asesinato con alevosía.

El hombre, actualmente en prisión provisional, trató de suicidarse después de supuestamente haber matado a la mujer, de 34 años entonces y madre de dos niños, a la que presuntamente golpeó en la cabeza contra una bañera y llevó inconsciente a una carretera, donde la pasó por encima con un coche hasta matarla.

Los hechos ocurrieron el 7 de agosto de 2015 cuando el acusado, que no había aceptado “la ruptura de su matrimonio” con la fallecida, acudió al domicilio de ésta en el barrio de Ollargan de Bilbao con el ánimo de “acabar con la vida” de la mujer, según consta en las conclusiones provisionales que acompañan el escrito de acusación de la Fiscalía.

Según ésta, con anterioridad el acusado había solicitado ayuda a un conocido para llevar a cabo su propósito “hasta en tres ocasiones” -la última momentos antes de los hechos-, sin que sus proposiciones fuesen aceptadas.

La noche del crimen el hombre entró en la vivienda de la víctima, de la que estaba divorciado recientemente, con “el pretexto de hablar de los hijos comunes”.

Entonces, de manera “sorpresiva y sin posibilidad de defensa” para la víctima, tapó la boca y la nariz de la mujer con las manos para evitar que gritara y la llevó al baño, donde la golpeó en la cabeza con “el escalón de la bañera”, al menos, en seis ocasiones, según detalla el escrito de la Fiscalía.

A continuación, la llevó inconsciente al pasillo de la casa y tras limpiar el baño, la trasladó en brazos hasta su vehículo, que estaba estacionado cerca del portal de la vivienda, y la introdujo en el maletero.

El acusado condujo el coche hasta una carretera del barrio bilbaíno de La Peña, dirección Arrigorriaga, y dejó tendido el cuerpo de su exmujer en la cuneta.

Después y con “la finalidad de culminar su mortal agresión simulando” que la mujer había sido atropellada, la arrolló con el vehículo, “iniciando marcha atrás y luego hacia delante, pasando a baja velocidad por encima de ella”, hasta causarle “de esta manera definitivamente la muerte”, según la Fiscalía.

La víctima sufrió lesiones “muy importantes”, compatibles con aplastamiento por el paso de vehículo, que indicaban “vitalidad, es decir, que se habían producido en vida y eran posteriores a las lesiones cráneo faciales” que presentaba.

Según la Fiscalía, las lesiones producidas por el arrollamiento fueron de carácter “muy grave” y causaron la muerte a la mujer.

El cuerpo sin vida de la joven fue encontrado a la madrugada del día siguiente por particulares que circulaban por el lugar.

La hipótesis inicial tras hallarse el cuerpo fue que la mujer había sido atropellada por un vehículo que se había dado a la fuga.

La investigación conjunta que iniciaron la Ertzaintza y la Policía Municipal de Bilbao se centró en el entorno de la víctima y el 18 de agosto citaron al exmarido para hacer una inspección de su vehículo, aunque el hombre no compareció.

En la mañana de ese día, un tren de mercancías arrolló a un hombre en el barrio bilbaíno de Ollargan, que resultó ser el exmarido de la fallecida y que ingresó en estado crítico en un centro hospitalario.

El hombre también presentaba diversos cortes en las muñecas y junto al lugar del arrollamiento se localizó un cuchillo con restos de sangre.

El caso dio entonces un giro y el exmarido pasó a considerarse sospechoso del asesinato de la mujer, a quien se dejó de considerar fallecida en accidente de tráfico y se convirtió en posible víctima de la violencia machista, lo que provocó declaraciones de repulsa y la convocatoria de concentraciones por parte de las instituciones.

Secciones
#OrainBilbao#OrainPortadaBizkaia#OrainSociedadBizkaia#OrainSucesosBizkaia

Relacionado con