El PSE no asiste a un acto municipal tras el rechazo de Aburto a los peajes

Se trataba del homenaje institucional a las empleadas y empleados municipales represaliados tras la guerra civil.
Aburto homenaje

Los concejales del PSE-EE en el Ayuntamiento de Bilbao, que comparten el gobierno municipal con el PNV, han decidido no asistir a un acto institucional celebrado hoy en el consistorio, después de que el alcalde, Juan Mari Aburto, se mostrara ayer en contra de establecer peajes para vehículos.

La posibilidad de poner un peaje para los vehículos privados que entran diariamente a Bilbao es una de las 51 eventuales medidas que se recogen en el borrador del nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible, impulsado por una de las concejalías que dirige el PSE-EE.

Los responsables municipales esperan concretar el próximo mes de septiembre cuáles de esas medidas se incorporan al plan, tras culminar el proceso participativo actualmente en marcha y en el que los ciudadanos pueden opinar, vía web municipal, sobre los proyectos que se barajan.

Aburto, del PNV, dijo ayer, en unas declaraciones en ETB-1, que la propuesta de los peajes “no va a estar” entre las medidas del nuevo plan de movilidad, según informó la televisión vasca.

Los grupos de la oposición municipal EH Bildu y Ganemos Goazen Bilbao (GGB) consideraron que las palabras del alcalde dejaban “en evidencia” y suponían “enmendar la plana” a sus socios socialistas en el gobierno local.

Ante las palabras del regidor, el teniente de alcalde y coordinador de políticas de Movilidad y Vivienda en el gobierno municipal, Alfonso Gil, del PSE-EE, se reunió ayer con Aburto para aclarar el sentido de sus palabras.

En una posterior rueda de prensa, Gil consideró que las declaraciones de Aburto se habían “malentendido” y dijo que el regidor “no ha cuestionado la medida”.

Gil opinó que el alcalde acepta que todas las posibles medidas del plan de movilidad continúan sometidas “a contraste” y subrayó que serán los ciudadanos, los partidos del consistorio, los grupos de interés en movilidad y el gobierno municipal los que determinarán cuáles de las 51 medidas, incluidos los peajes, se plasmarán finalmente en el plan.

El jefe de filas del PSE en el consistorio dio “por buenas” las explicaciones del alcalde y negó que el “malentendido” supusiera una crisis en el gobierno municipal de coalición.

Tras el “conato de polémica” de ayer -según lo definió Gil-, el Ayuntamiento de Bilbao ha sido escenario hoy de un homenaje a los 14 funcionarios municipales que fueron fusilados hace 80 años, tras la toma de la ciudad por las tropas franquistas en la Guerra Civil.

Al acto, presidido por el alcalde, han asistido ediles de todos los grupos municipales del consistorio, salvo del PSE-EE.

Fuentes de este partido consultadas por Efe no han querido dar explicaciones sobre la ausencia de los concejales socialistas.

En su cuenta en Twitter, Gil ha expresado su “más absoluto respeto y reconocimiento a los funcionarios y trabajadores municipales represaliados por el franquismo. Memoria y Justicia”.

En un comunicado, el portavoz de Ganenos Goazen Bilbao, Francisco Samir Lahdou, ha emplazado al alcalde a comparecer públicamente para explicar de manera “clara y directa” por qué “desautorizó al concejal socialista de Movilidad, Alfonso Gil” y “cuál es su verdadera opinión” sobre la propuesta de peajes.

Para Lahdou, “no resultan creíbles” las declaraciones del concejal de Movilidad en las que “intentó quitar hierro a la desautorización del alcalde a su proyecto, máxime -ha agregado- cuando este viernes ningún representante del Grupo Socialista ha asistido al acto de homenaje a funcionarios y trabajadores municipales represaliados”.

Secciones
#OrainBilbao#OrainPortadaBizkaia

Relacionado con