El Observatorio Vasco de la Inmigración pone en evidencia a Nagua Alba: “Las salidas de jóvenes vascos no han aumentado apenas durante la crisis”

En entrevista concedida hoy a DEIA, Nagua Alba vuelve a incidir en uno de sus mensajes más manidos con los que tiene a bien atacar al PNV. Achaca al...
Nagua Alba
Nagua Alba

En entrevista concedida hoy a DEIA, Nagua Alba vuelve a incidir en uno de sus mensajes más manidos con los que tiene a bien atacar al PNV. Achaca al partido jeltzale la responsabilidad de  “los 10.000 jóvenes que se han tenido que ir de Euskadi desde que empezó la crisis porque no tienen posibilidad de futuro aquí”. Y ataca con el descaro de uno de los miles de jóvenes vascos a los que la crisis le ha azotado en forma de desempleo, pero también ataca con unas de las estratagemas más arcaicas y rancias que existen en el mundo de la política. La manipulación, la tergivesación, y la ocultación.

Nagua sabe que frente a lo que se podía pensar, y tal y como acredita el recientemente publicado informe de Ikuspegi,  Observatorio Vasco de Inmigración, y según declaraciones  realizadas por uno de sus responsables “la juventud vasca no ha emigrado más al extranjero o a otras comunidades autónomas como consecuencia de la crisis económica, revelando al mismo tiempo que las salidas de Euskadi de la población joven en la etapa de recesión económica (2008-2014) no muestra grandes diferencias respecto a la etapa de bonanza económica (2000-2007), con una media de algo más de 4.000 salidas anuales desde hace siete años. Las salidas entre la población más joven no han sido “masivas” durante el periodo de recesión económica, han aumentado, pero si se comparan los datos con los de años previos, no hay cambios de gran repercusión

Pero a pesar de saberlo, lo oculta. Oculta la realidad porque si no lo hace, sus argumentos se reducen a nada, o casi nada, y tiene que seguir tirando del poco repertorio del que dispone. Aunque sea a costa de meter en medio a los jóvenes vascos, uno de los colectivos más damnificados por la crisis, y que lejos de merecerse ser utilizados, necesitan todo apoyo del mundo para que puedan comenzar a construirse un futuro digno.

A pesar de la burda manipulación de Alba, a nadie se le escapa que es cierto que una gran cantidad de jóvenes salieron de Euskadi durante la crisis, que una gran parte de los que residen en nuestra tierra sigue en desempleo, y  que hay que trabajar y construir para que dichos jóvenes encuentren aquí su oportunidad de desarrollar su futuro laboral. El Programa Lehen Aukera lanzado recientemente por el Gobierno Vasco con un presupuesto de 7,5 millones de euros que permitirán financiar 1.900 contratos por un tiempo no inferior a seis meses, el llamamiento que el Lehendakari Urkullu ha realizado a los empresarios vascos de Cebek en que les ha pedido que “incorporen a las nuevas generaciones  en la empresa vasca porque esta es la mejor inversión de futuro”, son sólo algunos de los ejemplos de trabajo en positivo en pro de un futuro para nuestra juventud.

Así que, manipulaciones aparte, y siendo un problema real el que está padeciendo la juventud vasca, como siempre, pedimos a Nagua Alba que nos cuente qué plan tiene pensado para sacar de esa situación a los miles de jóvenes vascos que no ha podido todavía encontrar su primer empleo. Lo decimos porque los inconformismos están muy bien, siempre y cuando traigan consigo soluciones. Y no, por soluciones, no contemplamos ponerse una pegatina reivindicativa en la solapa como hizo con la ACB de Sestao. Los jóvenes necesitan planteamientos reales, y a poder ser, efectivos.

 

Secciones
destacadaEuskadiOpiniónPolitika

Relacionado con