El desprendimiento de la ladera en Larrabetzu se debe a la acumulación de agua por las abundantes lluvias

El desprendimiento de tierras que ha cortado la carretera BI-3102 en la localidad vizcaína de Larrabetzu tiene un volumen de 100.000 metros cúbicos, equivalente al que cubre cuatro campos de fútbol,...
Foto: Bomberos Bizkaia
Foto: Bomberos Bizkaia

El desprendimiento de tierras que ha cortado la carretera BI-3102 en la localidad vizcaína de Larrabetzu tiene un volumen de 100.000 metros cúbicos, equivalente al que cubre cuatro campos de fútbol, según ha dicho hoy el diputado foral de Desarrollo Económico y Territorial, Imanol Pradales.

Tres personas resultaron ilesas tras quedar atrapadas dentro del coche en el que viajaban por este desprendimiento, que se produjo sobre las tres de la madrugada del martes.

Pradales ha visitado hoy la zona afectada, en la carretera local que enlaza Larrabetzu con Morga y Mungia, que permanecerá cerrada entre 3 y 4 meses y en la que ya trabajan geólogos y topógrafos forales para analizar el alcance del derrumbe.

El diputado ha explicado que la acumulación de agua por las abundantes lluvias de este “duro” invierno ha sido la causa del desprendimiento, que comenzó en la ladera del monte unos 500 metros por encima de la carretera.

Esa primera rotura se fue desplazando y provocó una gran fisura cerca de la carretera que hizo caer sobre la calzada unos 100.000 metros cúbicos de tierra, “como cuatro campos de fútbol”, ha comparado Pradales.

Ha precisado que el desprendimiento afectó a unos 100 metros lineales de la carretera.

Apoyados con drones para observar el alcance del desprendimiento, los técnicos de la Diputación trabajan en una cartografía de la zona afectada y harán catas en el terreno para comprobar cómo está la ladera.

El diputado foral espera que durante esta semana se lleve a cabo un análisis completo, con vistas a empezar la próxima semana a realizar actuaciones para estabilizar la ladera.

Pradales ha indicado que se deberá trabajar en la parte superior de la ladera, para ir desviando y drenando agua.

Espera que la carretera permanecerá cerrada de 3 a 4 meses “para trabajar con tranquilidad y seguridad” y ha precisado que los vecinos de la zona tienen alternativas de paso, fundamentalmente por el alto de Gerekiz.

El diputado foral ha pedido a los curiosos que no se acerquen a la zona dado que la ladera “sigue moviéndose” y hay que actuar con cuidado hasta que se asiente.

Secciones
#OrainBizkaia#OrainPortadaBizkaia#OrainSucesosBizkaia

Relacionado con