El alcalde de Muxika valora la solidaridad entre los vecinos por tromba de agua

El alcalde de Muxika, Aitor Goldaraz, ha agradecido la solidaridad de los vecinos de la localidad con los afectados por las inundaciones de ayer, cuando el pueblo hace hoy...
Foto: Cruz Roja
Foto: Cruz Roja

El alcalde de Muxika, Aitor Goldaraz, ha agradecido la solidaridad de los vecinos de la localidad con los afectados por las inundaciones de ayer, cuando el pueblo hace hoy balance de los destrozos causados.

La localidad vizcaína de Muxika resultó la más castigada por los efectos de las fuertes lluvias que cayeron ayer tarde en Euskadi y que ocasionaron desprendimientos e inundaciones especialmente en la comarca del Urdaibai.

La tromba de agua de ayer tarde “fue un susto, que llegó de imprevisto”, “en media hora” y el pueblo ha vivido “una tarde y una noche complicadas” después de que se desbordaran los ríos Oka y Eleizalde.

“Venía el agua con muchísima fuerza y velocidad”, ha relatado el alcalde a los medios de comunicación en la zona donde esta mañana se apreciaba la marca del agua a más de un metro de altura en locales y bares.

Han resultado especialmente afectadas viviendas, garajes y locales cercanos a esos ríos, donde algunos vecinos salieron de sus casas cuando les entraba el agua y han tenido que pasar la noche “alojados con familiares o amigos”.

Otros, que habían salido a recoger a sus hijos a actividades extraescolares o que regresaban del trabajo no pudieron llegar a sus domicilios porque las carreteras de acceso, desde Gernika y Zornotza, estaban cortadas por el agua y tampoco había trenes, ha contado el alcalde.

Algunos incluso, ha añadido, han tenido que quedarse a dormir en hoteles en Bilbao.

Goldaraz ha explicado los vecinos afectados y los propietarios de los restaurantes, los txokos, los garajes y otros locales que resultaron anegados, aún no han hecho una cuantificación total de los destrozos.

Además, todavía hay algunos caminos cortados por desprendimientos que aún hay que retirar y limpiar.

El alcalde ha destacado que “lo único positivo” que saca “de esta mala experiencia es la solidaridad”, ya que “vecinos de Muxika están ayudando a otros vecinos” para achicar agua y retirar el lodo que todavía queda en la zona más próxima a los ríos.

La organización de consumidores OCU ha recordado hoy que, para riesgos extraordinarios causados por fenómenos de la naturaleza u otros de origen político o social poco frecuentes y muy destructivos, el Consorcio de Compensación de Seguros se hace cargo de las indemnizaciones para los vehículos y viviendas, siempre que estén asegurados.

Para conseguirlo, se deben recopilar todas las pruebas para poder demostrar el origen y consecuencias del daño (desde recortes de periódicos, fotos, informes de emergencias, policía, protección civil, bomberos…) y buscar testigos, ha añadido la OCU.

Secciones
Otros

Relacionado con