Desconvocan la huelga en la OTA de Bilbao tras una tensa asamblea de los trabajadores

La huelga de la OTA en Bilbao, iniciada el pasado 2 de enero, ha quedado desconvocada tras una tensa asamblea de los trabajadores, que por mayoría, aunque con cierta...
OTA Bilbao

La huelga de la OTA en Bilbao, iniciada el pasado 2 de enero, ha quedado desconvocada tras una tensa asamblea de los trabajadores, que por mayoría, aunque con cierta división, han respaldado el preacuerdo alcanzado ayer entre la compañía adjudicataria, la UTE Eysa-Cycasa, y el comité de empresa.

Con un resultado de 50 votos a favor del preacuerdo frente a 38 en contra y 5 abstenciones, los trabajadores que prestan el servicio han puesto fin a una movilización que se ha prolongado durante casi un mes y medio y ha causado una pérdida de ingresos al Ayuntamiento de Bilbao de más de un millón de euros, según estima el comité.

“El resultado -de la asamblea- ha sido un poco ajustado”, ha reconocido el presidente del comité, Javier Escobar (ELA), quien, pese a admitir que la representación sindical se ha dejado cosas “en el tintero”, ha considerado que el logrado es un “buen acuerdo”.

Según ha argumentado, se ha logrado la readmisión de los siete trabajadores despedidos en diciembre, aunque con una sanción de dos meses de empleo y sueldo contabilizados desde el día efectivo del despido, así como el “blindaje” del convenio con cláusulas anti-reforma laboral.

La representación sindical en la empresa ha defendido el preacuerdo, con la excepción del sindicato LAB, quien ha pedido el voto negativo a los trabajadores.

Según ha criticado la central abertzale, el acuerdo implica una pérdida de poder adquisitivo y la readmisión de los despedidos con condiciones cuando la plantilla exigía que fuera incondicional.

El presidente del comité de empresa ha reconocido que ha habido “discusiones de todo tipo” en la asamblea de hoy, pero ha asegurado que, “al final, todo el mundo acata” la decisión adoptada.

El acuerdo alcanzado entre las partes prorroga el convenio para el servicio de la OTA Bilbao suscrito en 2010 hasta diciembre 2020 e introduce dos cláusulas que aseguran, respectivamente, la ultractividad del convenio hasta que no se suscriba otro que lo sustituya y que sólo podrá dejar de aplicarse su contenido en caso de que haya acuerdo entre empresa y sindicatos.

En materia de incrementos salariales, se establece una paga anual de cuantía igual al IPC del salario, pero condicionada al cumplimiento de unos criterios de prestación del servicio de vigilancia de la OTA incluidos en el pliego de condiciones del Ayuntamiento de Bilbao, cuyo incumplimiento implicaría congelación salarial.

El presidente del comité ha reconocido que son condiciones “duras de conseguir”, que pueden no lograrse, y ha instado al Ayuntamiento a modificarlas en futuras licitaciones.

Según ha insistido, en la firma del preacuerdo ha habido “sentimientos encontrados” porque se consiguen reivindicaciones de los trabajadores pero “otras cosas quizás no”.

“Si no hubiese habido esos siete despidos se hubiesen conseguido más cosas. Es el peaje que hemos tenido que pagar”, se ha lamentado.

El preacuerdo, alcanzado ayer durante el tercer encuentro celebrado entre las partes con la mediación del departamento de Trabajo del Gobierno Vasco, también incluye el compromiso de la empresa de no adoptar medidas disciplinarias por actuaciones durante la huelga.

Asimismo, prevé la acumulación del tiempo previsto de cambio de vestuarios para su posterior disfrute en un período de una semana completa fuera de los meses estivales.

Tras la asamblea de esta mañana, los controladores de la OTA de Bilbao se incorporarán mañana a su puesto de trabajo, aunque la normalidad en la prestación del servicio dependerá de que las máquinas estén plenamente operativas y se arreglen las “supuestamente” saboteadas, según la misma fuente.

Secciones
#OrainBilbao#OrainPortadaBizkaia#OrainSociedadBizkaiaEmpleo

Relacionado con