Bilbao se pone a 30

Desde este sábado, en el 87% de las calles de Bilbao sólo se podrá circular a una velocidad máxima de tráfico de 30 kilómetros por hora. En el resto...
Tráfico Bilbao

Desde este sábado, en el 87% de las calles de Bilbao sólo se podrá circular a una velocidad máxima de tráfico de 30 kilómetros por hora. En el resto de las vías urbanas el tope es 50 km/h. Una medida “sin parangón en Europa” por su alcance en una ciudad del tamaño de la capital vizcaína, según el concejal de Movilidad, Alfonso Gil.

La reducción del tráfico a 30 km/ en la mayoría de las calles es una de las principales medidas del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) 2015-2030 de Bilbao. Un documento cuya elaboración ha llevado casi 3 años de trabajo y en el que han participado “miles de personas”, entre vecinos, comerciantes y diversos colectivos.

Este plan sitúa al peatón como “elemento fundamental” y persigue que los ciudadanos se desplacen por la ciudad andando, en bici o en transporte público, con la idea de ponérselo difícil a los coches: “No queremos que la gente venga a Bilbao en vehículo privado”.

El plan no recoge la implantación de un peaje de acceso de los coches a la ciudad, una hipotética medida que resultó polémica hace un año cuando se planteó la opción, aunque prevé el estudio de un “sistema de control” de entrada a la capital vizcaína en caso de que empeore la calidad del aire. “No se descarta la medida pero hoy no estamos en ese escenario, dado que la calidad del aire en Bilbao es buena o muy buena”, añade Gil.

En 322 páginas, el PMUS desarrolla 45 medidas concretas y 2 generales, y sitúa “la salud” de los ciudadanos como el primer elemento a preservar, lo que conllevará una mayor vigilancia de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Bilbao emitía a la atmósfera en 2012 un total de 191.000 toneladas de CO2. El objetivo es llegar al año 2030, al final de este PMUS, con un 41 % de emisiones menos.

Gil ha resaltado que, por primera vez, un plan de movilidad no está centrado en mejorar la circulación de vehículos, sino que tiene como objetivos principales incidir positivamente en la salud de las personas y en “erradicar las diferencias de género” que provoca la movilidad.

El edil socialista ha remarcado que el consistorio quiere actuar en el ámbito de la perspectiva de género al detectar que también hay una “profunda desigualdad” en este ámbito, dado que los hombres se inclinan por el uso del vehículo privado, mientras las mujeres utilizan más el transporte público, como se refleja en que casi el 70 % de los usuarios de Bilbobus son mujeres.

Garantizar la accesibilidad universal al transporte público, reducir la siniestralidad viaria y aumentar la eficiencia del transporte de personas y mercancías son otros de los objetivos de un plan de movilidad para una ciudad que registra 1,4 millones de desplazamientos de personas en un día laborable, el 64 % de las cuales se desplaza a pie.

Como primera medida de calmado de tráfico y para la mejora de la salud de la población, el consistorio implanta desde hoy la velocidad máxima de 30 km/h en el 87% de las calles. Solo en 75 de las 577 vías de la ciudad se permitirá circular a un máximo de 50 km/h. “Y se va a controlar”, ha advertido el responsable de Movilidad.

Como otra de las medidas para reducir la entrada de vehículos privados a la ciudad, el Ayuntamiento quiere acordar planes específicos de movilidad con empresas de más de 50 trabajadores.

El consistorio quiere potenciar los desplazamientos en bicicleta. “Los ciclistas tienen que conquistas la calzada, no la acera, por donde está prohibido circular”, ha destacado Gil.

En su impulso a los desplazamientos peatonales, el ayuntamiento reducirá los tiempos de espera para los peatones en los semáforos.

También se quieren rebajar los tiempos de viaje en el servicios de Bilbobus aumentando la velocidad comercial de los autobuses, que actualmente no llega a los 10 km/h de media.

En materia de descarga, el ayuntamiento instalará cámaras en el Casco Viejo para tener un mayor control y revisará el plan implantado en esta zona dado que no contenta a nadie, ni a vecinos, comerciantes ni repartidores.

Junto al PMUS se elaborarán próximamente un plan ciclable, otro de electrificación de la movilidad, un estudio de aparcamientos y un plan de acción de género.

Secciones
#OrainBilbao#OrainPortadaBizkaia

Relacionado con